21 de Marzo de 2018

Ilustración neurociencias: Tronco del encéfalo

El mesencéfalo, el bulbo raquídeo y la protuberancia son tres de las estructuras que componen el tronco del encéfalo. Es el sistema encargado de comunicar los nervios periféricos con la médula espinal y, por ende, con el cerebro anterior.

El tronco del encéfalo o tronco encefálico se compone de tres grandes estructuras que son: el mesencéfalo, el bulbo raquídeo y la protuberancia. Sin embargo, dicha clasificación sólo corresponde a lo más superficial, dado que posee otras estructuras más pequeñas, pero no menos importantes como: la oliva; la raíz anterior; el nervio accesorio; la decusación piramidal; el nervio vago; los folículos del cerebelo; el nervio glosofaríngeo; el nervio intermedio; el nervio hipogloso; el plexo coroideo; el nervio abducente; el nervio vestíbulococlear; la raíz sensitiva y motora del nervio trigémino; el pedúnculo cerebeloso; el cuerpo geniculado lateral; nervios óculomotores; cuerpo mamilar; tracto olfatorio; surcos basilares; quiasma óptico; sustancia perforada anterior; nervio troclear y sustancia blanca.

Quizás resulte visualmente agotador tener que leer todo este enorme listado de regiones propias del tronco encefálico, pero ello sólo es una pequeña muestra del número tan alto de regiones o áreas que se localizan a lo largo de todo el cerebro. La belleza que encierra esta región se puede situar en uno de los mayores problemas que afrontan las neurociencias en la actualidad: la conciencia.

Resulta insólito que la conciencia se produzca en varios niveles, grados y segmentos de la realidad, tanto interna como externa para nuestra especie. Esto ha llevado a un acalorado debate entre los principales expertos en estudios sobre este tópico, por lo que toda la evidencia neurofisiológica señala que el tronco encefálico es indispensable para el sostenimiento de la conciencia. No obstante, todavía no se ha definido si la conciencia es un sustrato del tronco del encéfalo, del tálamo, un producto de las interneuronas o si simplemente es una propiedad emergente de la materia. Otra variante aún más fascinante es que no sabemos si está originada como fruto de nuestra rica vida bacteriana y proteínica a lo largo de cientos de miles de años como especie, lo que nos abre un panorama muy prometedor en materia de investigación.

Finalmente, el tronco encefálico es el sistema encargado de comunicar los nervios periféricos con la médula espinal y, por ende, con el cerebro anterior, siendo la principal cadena de traspaso de información entre las 3 estructuras antes mencionadas. Por esto, esta estructura es ampliamente estudiada en situaciones delicadas como el daño cerebral, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades neurodegenerativas, ya que ha demostrado una amplia correlación con las dificultades para hablar, respirar, masticar, digerir, la visión, debilidad de las extremidades, sensación de entumecimiento y sensación de parálisis, lo que representa una serie de complejos problemas a resolver por la neurociencia, la neurocirugía y la neurología.

Bibliografía:

  • Albatly, A., et al. (2018). Value of 18F-FET PET in adult brainstem glioma. Clinical Imaging, 51:68-75. doi: 10.1016/j.clinimag.2018.01.015.
  • Choi, S., Yu, E., Hwang, E., & Llinás, RR. (2016).Pathophysiological implication of CaV3.1 T-type Ca2+ channels in trigeminal neuropathic pain. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 113(8):2270-5. doi: 10.1073/pnas.1600418113.
  • Pastuzyn, E., Day, C., Kearns, R., Briggs, J., Feschotte, C., & Shepherd, J. (2018). The Neuronal Gene Arc Encodes a Repurposed Retrotransposon Gag Protein that Mediates Intercellular RNA Transfer, Cell, 172, 275–288. doi: 10.1016/j.cell.2017.12.024.
  • Srivanitchapoom, P., Pitakpatapee, Y., Sitthinamsuwan, P., & Sathornsumetee, S. (2018).Brainstem dysfunction heralding disseminated cryptococcosis. Clinical Neurology and Neurosurgery, 167:62-64. doi: 10.1016/j.clineuro.2018.02.015. 

Autor: Dr. Nicolás Parra Bolaños

  • Clasificado como Investigador Junior (IJ) de Colciencias (Colombia).
  • Neurosicoeducador Certificado por la Asociación Educar para el Desarrollo Humano (Argentina).
  • Doctor en Ciencias de la Educación, Universidad Cuauhtémoc (México).
  • Máster en Neuropsicología, Universidad Internacional de la Rioja (España).
  • Licenciado en Psicología, Universidad Católica Luís Amigó (Colombia).
  • Co-Director Grupo de Investigación GRIESO de la Institución Universitaria Marco Fidel Suárez (Colombia).
  • Coordinador a Nivel Internacional del Laboratorio de Neurociencias y Educación de la Asociación Educar para el Desarrollo Humano (Argentina).
  • Director Grupo de Investigación GRINSES de la Fundación Pampuri – ONG Internacional (Colombia).
  • Revisor para artículos científicos de las siguientes publicaciones: Revista de Ciencias de la Salud, Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, Revista Praxis, Revista Internacional de Psicología, Revista de Psicología de la Universidad de Antioquia, Revista Perspectivas en Psicología, entre otras.
  • Publicó artículos científicos en las prestigiosas revistas: Revista de Neurología, Panamerican Journal of Neuropsychology, Revista Chilena de Neuropsicología, Revista Educación y Futuro Digital, Revista Electrónica de Investigación y Docencia Creativa, Revista Mexicana de Neurociencia, entre otras.

Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 892758 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.