Su función es permitir la ejecución de los patrones motores para la expresión de cada palabra, articulando el lenguaje hablado y escrito.
  • 27 de Enero de 2014

Ilustración neurociencias: Área de Broca


Ilustración de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Esta zona cerebral le debe su nombre a Paul Broca, quien la describió en 1864. Su función es permitir la ejecución de los patrones motores para la expresión de cada palabra, articulando el lenguaje hablado y escrito. Por lo tanto, esta área nos provee de los circuitos nerviosos necesarios para la formación de las palabras. Asimismo, participa en la producción del habla. Las personas que sufren de lesiones en esta área (llamada afasia de Broca) tienen dificultades en la expresión del lenguaje.

El área de Broca se conecta con el área de Wernicke (la otra región considerada hasta el momento crucial para el lenguaje en los humanos) mediante un haz de fibras nerviosas, el arcuato. Se encuentra ubicada delante de la porción inferior de la corteza motora primaria izquierda, en la cercanía de la fisura lateral. Está constituida por la porción opercular y triangular del giro frontal inferior. También se conecta con el área motora suplementaria, relacionada con la iniciación del habla.

Según una nueva investigación realizada por Ned T. Sahin y colaboradores, en Universidad de California, en San Diego, publicada en la revista Science, el área de Broca es capaz de computar las dos tareas fundamentales relacionadas con el lenguaje: la elección de la forma gramatical correcta y la organización de los sonidos para expresarla.

Los científicos identificaron patrones de actividad neuronal indicando procesos cerebrales léxicos, gramáticos y fonéticos alrededor de 200, 320 y 450 milisegundos, respectivamente, después de que se mostrase una palabra a los pacientes. Estas mediciones se registraron en todos los participantes y permitieron establecer el tiempo de comprensión, elección y vocalización en seis décimas de segundo. Los resultados sugieren que el área de Broca organiza diferentes pasos como una coreografía perfectamente ajustada a un ritmo muy rápido. “Una danza que puede ser simplemente indetectable para los niveles de resolución de otros métodos usados con anterioridad”, aseguró el neurocientífico Eric Halgren. Los registros de la actividad neuronal se realizaron con electrodos ubicados en el área de Broca.


Bibliografía:

  • Ardila, A., Bernal, B., & Rosselli, M. (2016). How Localized are Language Brain Areas? A Review of Brodmann Areas Involvement in Oral Language. Arch Clin Neuropsychol, 31(1), 112-22. doi: 10.1093/arclin/acv081
  • Sahin, N. T., Pinker, S., Cash, S. S., Schomer, D., & Halgren, E. (2009). Sequential processing of lexical, grammatical, and phonological information within Broca's area. Science, 326(5951), 445-9. doi: 10.1126/science.1174481
  • Iacoboni, M. (2008). Mirroring People: The New Science of How We Connect with Others. New York: Farrar, Straus and Giroux.