La amígdala forma parte del sistema límbico; su principal función es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales, fundamentales para la supervivencia del individuo.
  • 01 de Octubre de 2019

Ilustración neurociencias: Amígdala

Es una estructura en forma de almendra integrada por varios núcleos (el grupo basolateral, el núcleo centromedial y el núcleo cortical). Se encuentra ubicada en la porción anteromedial del lóbulo temporal. 

La amígdala forma parte del sistema límbico; su principal función es el procesamiento y almacenamiento de reacciones emocionales, fundamentales para la supervivencia del individuo. Es la encargada de recibir las señales de peligro potencial y de desarrollar una serie de reacciones que ayuden a la autoprotección. Se encarga también de la formación y almacenamiento de memorias asociadas a sucesos emocionales. 

Las aferencias corticales le proporcionan información acerca de los estímulos visuales, somatosensitivos, sensitivos viscerales y auditivos altamente procesados, lo que la distingue del hipotálamo, receptor, en cambio, de aferencias sensitivas viscerales poco procesadas. 

También recibe aferencias sensitivas en forma directa desde algunos núcleos del tálamo, bulbo olfatorio y relevos sensitivos del tronco del encéfalo, que le permiten responder ante estímulos visuales, auditivos, somatosensitivos, gustativos y olfatorios.

Sus proyecciones hacia el hipotálamo y el tronco de encéfalo le permiten desempeñar un papel importante en la expresión del comportamiento emocional.


Bibliografía:

  • Amunts, K., Kedo, O., Kindler, M., Pieperhoff, P., Mohlberg, H., Shah, N. J., Habel, U., Schneider, F., & Zilles, K. (2005). Cytoarchitectonic mapping of the human amygdala, hippocampal region and entorhinal cortex: intersubject variability and probability maps. Anat Embryol (Berl), 210(5-6), 343-52.
  • Kandel, E., Schwartz, J., & Jessell, T. (2000). Principios de Neurociencia (4ta. edición). Madrid: McGraw Hill Interamericana.