Entendiendo el Proceso de la Memoria: Claves para Mejorarla.

Introducción a la Memoria y su Procesamiento

La memoria, una de las capacidades más fascinantes y complejas de nuestro sistema nervioso, interviene en cómo codificamos, almacenamos, consolidamos y recuperamos nuestras experiencias y conocimientos. Este artículo se sumerge en el universo de la memoria, explorando desde su definición y clasificación hasta cómo nuestro entorno y emociones influyen en su proceso.

 

Definiciones y Perspectivas sobre la Memoria

Es definida por los tratados de neurociencias como el “proceso por el cual el conocimiento es codificado, almacenado, consolidado y posteriormente recuperado”.

El escritor argentino Jorge Luis Borges, por su parte, la definió como “ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”.

Aunque parezcan distantes, veremos que el famoso escritor rioplatense no se encontraba tan alejado de lo que postulan hoy los libros de neurociencias.

 

La Memoria en el Cruce de la Anatomía y la Fisiología

Hablar de memoria es hablar de un complejo universo compartido por la anatomía y la fisiología, entre otras disciplinas.

La capacidad de conjurar episodios de nuestro pasado forma parte esencial de la identidad personal, además de establecerse una relación íntima con la percepción del mundo que nos rodea como fuente de información.

La memoria, además, no solamente se constituye en fuente y reserva de conocimiento, también se encuentra vinculada con la emoción personal y las prácticas sociales.

Como tal, es esencial para razonar y tomar decisiones utilizando como “bibliografía” todos los recuerdos que forman parte de nuestro acerbo de memoria.

 

Clasificaciones de la Memoria: Un Panorama

Existen tantas clasificaciones de la memoria que resultaría imposible abarcarlas en este texto.

Algunos de estos criterios están vinculados con la temporalidad (corto plazo, largo plazo, memoria de trabajo), con las habilidades (operativa o declarativa), con los contenidos (episódica o semántica) o con la conciencia (implícita o explícita), entre muchos otros.

 

Memoria y Aprendizaje: Una Relación Bidireccional

Está claro que, de todo lo mencionado anteriormente, la memoria constituye uno de los elementos centrales en el proceso del aprendizaje. Ambos se nutren mutuamente y son necesarios uno para el otro.

Una de las fuentes más importantes de información memorable lo constituye la experiencia, es decir, aquellas cosas que yo mismo soy capaz de comprobar con cada uno de mis sentidos.

Por lo tanto, resultará más fácil memorizar algo que he podido comprobar por mí mismo, en contraposición con algo que simplemente llega a nosotros a través de la lectura o el relato.

 

El Proceso de Consolidación de la Memoria

Está claro que, de todo lo mencionado anteriormente, la memoria constituye uno de los elementos centrales en el proceso del aprendizaje.

Ambos se nutren mutuamente y son necesarios uno para el otro. Una de las fuentes más importantes de información memorable lo constituye la experiencia, es decir, aquellas cosas que yo mismo soy capaz de comprobar con cada uno de mis sentidos.

Por lo tanto, resultará más fácil memorizar algo que he podido comprobar por mí mismo, en contraposición con algo que simplemente llega a nosotros a través de la lectura o el relato.

Nuestra memoria, además, no se construye como meros recuerdos aislados que se almacenan infinitamente en nuestro cerebro, sino que la consolidación de la misma hace alusión a todo el conjunto de procesos que estabilizan una huella de memoria después de su adquisición.

Todo este conjunto de procesos tiende a formar lo que se conoce como “engramas” de la memoria, es decir, a agrupar los recuerdos según su contenido y su relevancia en términos emocionales.

 

Factores Emocionales y Externos en la Memoria

Resulta fundamental, en este punto, señalar que la memoria no se almacena instantáneamente y que no resulta ajena a componentes emocionales y otros factores externos.

James McGaugh plantea en su libro Memoria y emoción la intensa relación que se establece entre las hormonas del estrés (particularmente el cortisol) y el proceso de consolidación, como consecuencia del efecto que esta hormona genera sobre la amígdala, la cual influye sobre el hipocampo y otras estructuras para consolidar la memoria del evento.

Hipocampo

De todo esto se desprende algo que seguramente todos hemos experimentado a lo largo de nuestras vidas: aprendemos más y mejor cuando nos encontramos en un entorno apto para hacerlo, y no cuando nos encontramos estresados.

 

El Papel del Sueño en la Consolidación de la Memoria

El sueño constituye otro pilar clave en la consolidación de la memoria.

El período de movimientos oculares rápidos (REM, por sus siglas en inglés) es el momento en el cual la memoria se consolida de una manera exponencial.

De allí deriva la recomendación de lograr una adecuada higiene del sueño, fundamentalmente en la niñez, en la adolescencia y en los momentos de estudio.

 

Filtrando Conocimientos para una Memoria Duradera

Durante el sueño, todo lo que hemos adquirido como aprendizaje durante el día, es sometido a numerosos “filtros” que seleccionarán aquellos contenidos que se consolidarán a largo plazo en el hipocampo.

La pregunta que cabe hacerse ahora es, ¿cuál es el filtro más importante que deben atravesar los conocimientos adquiridos para anclarse en la memoria perdurable?

 

La Relevancia Emocional en la Consolidación de la Memoria

La respuesta es muy sencilla: sólo lograrán anclarse y afirmarse en la memoria a largo plazo aquellos contenidos que sean emocionalmente relevantes para nosotros.

Todo aquello que nuestro sistema considere que no contribuye a nuestra supervivencia será descartado (o nos costará un mayor esfuerzo lograr consolidarlo).

 

Conclusiones: Comprendiendo y Protegiendo Nuestra Memoria

Intentar comprender el funcionamiento de la memoria resulta una empresa ardua pero sin dudas interesante. Hemos descripto numerosas áreas y funciones vinculadas con esta función, que nos ayudan a adentrarnos en esta temática compleja.

Entender el funcionamiento de este sistema nos ayudará a encontrar respuestas a numerosos interrogantes y a comprender qué podemos hacer para cuidar, ejercitar y proteger nuestra memoria.

 

Consejos para Cuidar y Mejorar la Memoria

Mejorar la memoria es posible mediante prácticas como mantener un entorno de aprendizaje positivo, gestionar el estrés adecuadamente y promover una higiene del sueño saludable, especialmente en etapas tempranas de la vida y durante el estudio.




 

Bibliografía:

  • Snell, R. S. (2003). Neuroanatomía Clínica (5° ed.). Editorial Médica Panamericana.
  • Carpenter, M. B. (1994). Fundamentos de Neuroanatomía (4° ed.). Editorial Médica Panamericana.
  • Testut, L. y, Latarjet, A. (1932). Tratado de Anatomía Humana, tomo I (8° ed.) Salvat.
  • Sherman, B. E., Harris, B. B., Turk-Browne, N. B., Sinha, R., & Goldfarb, E. V. (2023). Hippocampal mechanisms support cortisol-induced memory enhancements. bioRxiv: the preprint server for biology, 2023.02.08.527745. https://doi.org/10.1101/2023.02.08.527745
  • Dentz, A., Guay, M. C., Parent, V., & Romo, L. (2020). Working Memory Training for Adults With ADHD. Journal of Attention Disorders, 24(6), 918–927. https://doi.org/10.1177/1087054717723987
  • Ferreri, L., Mas-Herrero, E., Cardona, G., Zatorre, R. J., Antonijoan, R. M., Valle, M., Riba, J., Ripollés, P., & Rodriguez-Fornells, A. (2021). Dopamine modulations of reward-driven music memory consolidation. Annals of the New York Academy of Sciences, 1502(1), 85–98. https://doi.org/10.1111/nyas.14656
  • Waner, J. L., Hausman, H. K., Kraft, J. N., Hardcastle, C., Evangelista, N. D., O’Shea, A., Albizu, A., Boutzoukas, E. M., Van Etten, E. J., Bharadwaj, P. K., Song, H., Smith, S. G., DeKosky, S. T., Hishaw, G. A., Wu, S. S., Marsiske, M., Cohen, R., Alexander, G. E., Porges, E. C., & Woods, A. J. (2023). Connecting memory and functional brain networks in older adults: a resting-state fMRI study. GeroScience, 45(5), 3079–3093. https://doi.org/10.1007/s11357-023-00967-3
  • Acevedo, B. P., Dattatri, N., & Marhenke, R. (2023). Sensory processing sensitivity, memory and cognitive training with neurofeedback. Behavioural Brain Research, 452, 114601. https://doi.org/10.1016/j.bbr.2023.114601
  • Zhang, J., Whitehurst, L. N., & Mednick, S. C. (2022). The role of sleep for episodic memory consolidation: Stabilizing or rescuing?. Neurobiology of Learning and Memory, 191, 107621. https://doi.org/10.1016/j.nlm.2022.107621
Cómo citar esta publicación: Banti, N. (2024). Entendiendo el Proceso de la Memoria: Claves para Mejorarla. Asociación Educar para el Desarrollo Humano. www.asociacioneducar.com/entendiendo-el-proceso-de-la-memoria-claves-para-mejorarla
Médico, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad de Buenos Aires (UBA). Auxiliar Docente, Primera Cátedra de Anatomía, Departamento de Anatomía, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad de Buenos Aires (UBA).