Día de la lucha contra el bullying: poco para celebrar y mucho para preocuparse

El 2 de mayo se celebra el día internacional contra el bullying a partir de la propuesta de la ONG Bullying sin fronteras en el 2013 y aprobada por la UNESCO en 2016.

En los países de Sudamérica, el bullying sigue siendo un problema de gran magnitud para niños y adolescentes, con los casos de acoso aumentando en frecuencia como en gravedad.

A nivel mundial, se señala que uno de cada tres niños sufrió de bullying en el último mes.

Está sólidamente estudiado que el suicidio es el desenlace más nefasto a este respecto. Aunque la mayoría de los niños y adolescentes víctimas del acoso no llega a atentar contra su vida, este produce depresión, ansiedad, autoestima, pobre rendimiento escolar, autolesiones, ausentismo, entre otros.

Por otra parte, nuestros estudios llevados a cabo en la Argentina con casi 5000 niños y adolescentes indican que más de la mitad de quienes padecen del acoso no le cuenta a sus padres ni amigos y la vasta mayoría es hostigado por un compañero de curso, lo cual aumenta la vulnerabilidad de la víctima.

De este modo, en las naciones de nuestra región todavía queda una ardua tarea por hacer en tres aspectos importantes:

En primer lugar, todavía no se tiene un panorama científico sobre qué tan grave es el bullying en las escuelas a partir de muestras de alumnos a nivel nacional (qué porcentaje de niños y adolescentes lo padece, en qué edades es más frecuentes, en qué lugares de los establecimientos escolares hay mayor riesgo de sufrirlo, etc.); esto es, un censo nacional sobre el acoso.

En segundo lugar, capacitación a docentes y otros adultos de la escuela para identificar e intervenir antes los hechos de bullying con herramientas eficaces; en este sentido, un estudio nuestro con casi 500 docentes de nivel primario y secundario de la América Latina indicó que la mayoría de ellos siente gran preocupación por la temática y percibe no tener recursos para lidiar con los alumnos que hacen bullying.

En último lugar, se necesitan intervenciones científicas a nivel de políticas públicas para erradicar este flagelo que afecta diariamente a niños y adolescentes. Algo similar a lo que hicieron los países nórdicos, como Noruega y Suecia, que son un modelo a este respecto.

Pocos motivos para celebrar y mucha tarea pendiente.

Para más información de cómo prevenir el acoso escolar, visita este enlace.

Cómo citar esta publicación:

Resett, S. (2023). Día de la lucha contra el bullying: poco para celebrar y mucho para preocuparse. Asociación Educar para el Desarrollo Humano. www.asociacioneducar.com/dia-de-la-lucha-contra-el-bullying-poco-para-celebrar-y-mucho-para-preocuparse/
Investigador del CONICET. Autor y coautor de más de 100 publicaciones científicas en la temática de Bullying, Cyberbullying y desarrollo socioemocional de los adolescentes. Doctor en Psicología, Pontificia Universidad Católica Argentina. Docente e investigador de Pontificia Universidad Católica Argentina.