Una investigación de las Universidades de Princeton, Rutgers y Yale sugiere que armar propuestas y proyectos en conjunto con los alumnos logra reducir el bullying alrededor del 30%.
  • 11 de Marzo de 2019

Reducir el bullying es tarea de todos en las escuelas

Para concientizar acerca de los daños del bullying y los conflictos en las escuelas, una investigación de las Universidades de Princeton, Rutgers y Yale juntó a grupos de alumnos influyentes de 56 escuelas secundarias de Nueva Jersey.

Este equipo de profesionales quiso medir si los representantes elegidos –a quienes habían denominado “Referentes sociales”– podían influenciar para bien en sus pares, logrando el buen clima escolar. Los influyentes sociales no fueron necesariamente los estudiantes más populares, aunque demostraron gran influencia en sus grupos más pequeños.

Una nota publicada anteriormente en una investigación de MU College of Education afirmó que el clima positivo se logra cuando los estudiantes se sienten respetados, contenidos y tratados de manera justa y equitativa. Cabe destacar que cuando los chicos saben las reglas de antemano, además de conocer exactamente lo que se espera de ellos, también es influyente la buena relación y el respeto entre ellos y los docentes.

Lo particular de este estudio fue el uso de las redes sociales para elegir a los referentes, quienes fueron los menos pensados por los adultos. Para seleccionarlos se realizó una encuesta en la cual la consigna fue: “¿Con qué compañero les gusta pasar el tiempo? Estos datos demostraron que las personas influyentes tenían algunas características en común: un hermano/a mayor, estaban en una relación amorosa o recibían cumplidos por parte de sus pares acerca de la casa en donde vivían. Estos datos reflejaron que estos referentes se encontraban socialmente maduros en sus vidas y en las escuelas, considerándolos comunicadores con mayor experiencia.

¿Cómo se llevó a cabo el proyecto? Los alumnos escogidos fueron entrenados en resolución de conflictos y diseñaron materiales específicos en conjunto con los docentes para usarlos en la campaña anti-conflicto (en la modalidad online y con material impreso). Todo lo realizado incluyó diseños simples y colores brillantes, además emplear palabras simples para el mensaje de paz que iba transmitirse.

Durante un año los alumnos lanzaron varias campañas (por ejemplo: "#iRespect") en Instagram que representaban la tolerancia y la resolución de conflictos. Además, imprimieron los hashtags en papeles de colores llamativos, en los cuales firmaban y se involucraban en el proyecto.

Otra estrategia fue poner de moda la utilización de pulseras de goma con el lema “Te encontramos haciendo algo fabuloso”, que fueron premios de los referentes hacia personas destacadas que lograron intervenir en algún conflicto o situación de bullying.

Entre las campañas más populares, el festival “Roots Day” fue el evento más especial de la investigación ya que sumó muchos estudiantes que se adhirieron al programa firmando peticiones e involucrándose en otros trabajos efectuados por docentes y alumnos.

Para lograr reducir el bullying en nuestras escuelas tenemos que utilizar múltiples estrategias. A continuación detallaremos algunas ideas para ser implementadas y celebrar la paz en estos 8 pasos que forman la palabra “CELEBRAR”:

C de “Crear campañas en las redes sociales”. Busquemos la manera de aliar a nuestros alumnos y poner de moda campañas en las escuelas: "#iRespect"

E de “Empezar el día con buenas noticias”. Una estrategia efectiva es asignar cada día a un alumno diferente para que cuente algo bueno que leyó o vio en las redes sociales (ejemplo: hombre en Francia que rescata al niño que iba a caer del balcón).

L de “Legitimar un día antibullying”. Se puede trabajar con Proyectos de Paz en los diferentes niveles de la escuela y ese día en especial mostrar todos los proyectos realizados para celebrar la paz.

E de “Enseñar y transmitir buenas acciones”. Trabajar con películas (por ejemplo: Cadena de favores) y discutir sus partes más importantes. Luego armar nuestro propio proyecto trabajando cada film, para discutir lo que está bien y lo que está mal.

B de “Buscar un espacio para las buenas acciones”. Una interesante estrategia puede ser el “Frasco de las cosas buenas”, en el cual los alumnos y docentes puedan escribir en un papel situaciones positivas que les hayan sucedido, para luego colocarlas dentro del frasco para leerlas al final de la semana.

R de “Realizar”. Darles la oportunidad a los chicos para que expresen sus creencias y las defiendan a través de mensajes anti-conflicto, slogans o campañas que concienticen sobre el daño del bullying a través de proyectos, canciones, poemas y videos realizados en grupos.

A de “Adecuar y Concientizar”. Adecuar las reglas de convivencia, armándolas junto a nuestros alumnos para que sean respetadas y valoradas por ambas partes.

R de “Respetar al otro”. Cuando respetamos al otro y tenemos empatía logramos una mejor convivencia.

Finalmente los investigadores encontraron que las escuelas que trabajaron en este proyecto en conjunto con los docentes y alumnos lograron reducir el bullying en casi 30%, ahorrando horas de problemas dentro de los establecimientos. Capacitando de manera inteligente a los estudiantes podremos lograr este cambio positivo: trabajando juntos, siendo amables, felicitando y reconociendo a las personas que logren hacer el bien por los demás conseguiremos contagiar mejores acciones e inspirar el cambio positivo poniendo de moda ser buenas personas.


Referencias:

  • Huanga, F. L., & Cornell, D. (2018). The relationship of school climate with out-of-school suspensions. Children and Youth Services Review, 94, 378-389. DOI: 10.1016/j.childyouth.2018.08.013
  • Paluck, E. L., Shepherd, H., & Aronow, P. M. (2016). Changing climates of conflict: A social network experiment in 56 schools. Proceedings of the National Academy of Sciences, 113 (3), 566-571. DOI: 10.1073/pnas.1514483113

Imagen: Designed by Freepik