Las células o neuronas de Martinotti tienen características multipolares y están diseminadas a lo largo y ancho de toda la neocorteza. Su función principal es el establecimiento de sinapsis con regiones distales de dendritas apicales desde neuronas piramidales. Una de sus mayores destrezas es que su comunicación se produce mediante disparos o ráfagas que son altamente adaptables.
  • 26 de Agosto de 2019

Ilustración neurociencias: Neuronas de Martinotti

Las neuronas de Martinotti -también conocidas como células de Martinotti- tienen como función principal el establecimiento de sinapsis con regiones distales de dendritas apicales desde neuronas piramidales. Las dendritas apicales poseen la particularidad de ser sumamente prolongadas y de enorme grosor. Son las más gruesas de todo el sistema nervioso central (SNC) y, a su vez, pueden ramificarse múltiples veces para optimizar la comunicación neuronal. La morfología de las neuronas de Martinotti indica que generalmente son bipenachadas, lo que significa que el axón se bifurca hacia varias neuronas, produciendo que las dendritas luzcan como la copa de un árbol que se va relacionando de forma eficiente con otros árboles bipenachados o, en este caso, con otras neuronas de Martinotti.

Una de las mayores destrezas que poseen las células de Martinotti es que su comunicación se produce mediante disparos o ráfagas que son altamente adaptables. Esta es una función evolutiva que nos muestra que las sinapsis son mucho más complejas de lo que solemos pensar, dado que rara vez reflexionamos sobre el hecho de que el cerebro humano es un gigantesco ecosistema dentro de la caja craneana que apenas estamos explorando.

Neuronas como las de Martinotti son una prueba más del enorme grado de eficiencia con el que funciona el cerebro al comunicarse de una región hacia otra por medio del fenómeno conocido como resonancia, que fundamentalmente es como si cantásemos una canción con la que nos sentimos identificados, de modo que cuando lo hacemos a viva voz sólo aquellos que se identifican con dicha composición la canten colectivamente al unísono.


Bibliografía:

  • Hilscher, M., Leão, R., Edwards, S., Leão, K., & Kullander, K. (2017). Chrna2-Martinotti Cells Synchronize Layer 5 Type A Pyramidal Cells via Rebound Excitation. PLoS Biology, 15(2), e2001392. doi: 10.1371/journal.pbio.2001392.
  • Krishnamurthy, P., Silberberg, G., & Lansner, A. (2015). Long-range recruitment of Martinotti cells causes surround suppression and promotes saliency in an attractor network model. Frontiers in Neural Circuits, 9, 60. doi: 10.3389/fncir.2015.00060.
  • Walker, F., et al. (2016). Parvalbumin- and vasoactive intestinal polypeptide-expressing neocortical interneurons impose differential inhibition on Martinotti cells. Nature Communications, 7, 13664. doi: 10.1038/ncomms13664.