• 15 de Enero de 2017

Ilustración neurociencias: Habénula

La habénula se reconoce desde la neuroanatomía y la neurofisiología como un minúsculo haz de fibras nerviosas que cruzan la línea media en las áreas superiores de la base del tallo pineal. La habénula también es conocida como comisura habenular y sus principales funciones son las de comunicar e interconectar distintos núcleos de tipo habenular, ser un mecanismo aferente de la amígdala y del hipotálamo, permitiendo el paso de información a través de los componentes estriados del tálamo. Por esto, es un importante centro de comunicaciones y de mando, para permitir que diversas partes del cerebro se comuniquen entre sí. Los orígenes de la palabra habénula, residen en la expresión provenida del latín, “habena”, que puede traducirse al castellano como “rienda”.

La mayor virtud de la habénula es que comunica información sináptica que conlleva la liberación de moduladores neurológicos químicos como la serotonina, norepinefrina y dopamina. Los anteriores tres neurotransmisores, cumplen la tarea de estar directamente correlacionadas con el placer, la gratificación, la cognición, el refuerzo positivo y el complejo elemento del procesamiento de la información, tanto en seres humanos como en otras especies, haciendo que la habénula sea indispensable para funciones humanas tan complejas como las anteriores.


Bibliografía:

  • Boulos, L., Darcq, E., & Kieffer, B. (2016). Translating the Habenula-From Rodents to Humans. Biological Psychiatry, S0006-3223(16)32430-1. doi: 10.1016/j.biopsych.2016.06.003
  • Margolis, E., & Fields, H. (2016). Mu Opioid Receptor Actions in the Lateral Habenula. Plos One, 11(7):e0159097. doi: 10.1371/journal.pone.0159097