Es un neurotransmisor inhibidor en el sistema nervioso central, especialmente en la médula espinal y el tallo cerebral.

Ilustración neurociencias: Glicina

Autor Dr. Carlos Logatt Grabner
Fecha 27 de Enero de 2014

Ilustración de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Es un neurotransmisor inhibidor en el sistema nervioso central, especialmente en la médula espinal y el tallo cerebral.

La glicina no es esencial en la dieta humana, ya que el propio cuerpo se encarga de sintetizarla; lo hace a través de dos vías: la fosforilada y la no-fosforilada.

Los aminoácidos que activan el receptor de la glicina son: la b-alanina, taurina, L-alanina, L-serina y prolina.

En la actualidad se ha despertado un enorme interés en el estudio de la Glicina, debido a que modulando su acción y manteniendo niveles adecuados de glicina en el espacio intersináptico, podría lograse disminuir la excitotoxicidad producida por la hiperfunción de receptores de glutamato del tipo NMDA (N-metil-D-aspartato) y, modelar los síntomas de la esquizofrenia, o bien activar funciones cognitivas en el hipocampo.

Algunas funciones que desempeña:

  • Ayuda a controlar los niveles de amoniaco en el cerebro.
  • Actúa como un neurotransmisor tranquilizante del cerebro.
  • Ayuda a aumentar la liberación de la hormona del crecimiento.
  • Mejora el almacenamiento de glucógeno, liberando así a la glucosa para las necesidades de energía.
  • Ayuda a mantener sano el sistema nervioso central.
  • Colabora en la correcta actividad del sistema inmunológico.
  • Es un aminoácido útil para reparar tejidos dañados, ayudando a su curación.

Bibliografía:

  • Bustamente Zuelta, E. (2007). El sistema nervioso: desde las neuronas hasta el cerebro humano. Medellín: Universidad de Antioquia.