• 14 de Noviembre de 2016

Ilustración neurociencias: Diencéfalo


Ilustración de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar para el Desarrollo Humano).


El diencéfalo es conocido más coloquialmente como el cerebro medio, dado que está neuroanatómicamente posicionado entre el mesencéfalo y el telencéfalo. Incluye estructuras subcorticales tales como tálamo, metatálamo, hipotálamo, epitálamo, subtálamo y el tercer ventrículo; y permite que se produzcan una serie de complejas actividades de relevo y de integración de la información.

Las funciones específicas del diencéfalo radican en el hecho de que está en capacidad de producir la generación de movimientos voluntarios, estados de alerta y vigilia, subjetividad y estructuración de la personalidad, manejo de la información auditiva y visual, junto con el control de los ritmos circadianos y los estados de reposo y de sueño, también conocidos como Movimientos Oculares Rápidos (MOR). Al ser el diencéfalo un complejo procesador de las emociones y los estados emocionales, puede considerarse una estructura que atraviesa y condiciona todas las respuestas fisiológicas, afectivas y cognoscitivas del ser humano, permitiéndonos dar significado emocional a cada una de nuestras respuestas.

Bibliografía:

  • Fakhoury, M., Voyer, D., Lévesque, D., & Rompré, P. (2016). Effect of electrolytic lesions of the dorsal diencephalic conduction system on the distribution of Fos-like immunoreactivity induced by rewarding electrical stimulation. Neuroscience.334:214-225. doi: 10.1016/j.neuroscience.2016.08.002.
  • Sakakura E, Eiraku M, Takata N. (2016). Specification of embryonic stem cell-derived tissues into eye fields by Wnt signaling using rostral diencephalic tissue-inducing culture. Mechanisms of Development.141:90-9. doi: 10.1016/j.mod.2016.05.001.