Investigación del Departamento de Medicina del Brigham and Women's Hospital de Boston.
  • 20 de Agosto de 2019

No cumplir con un horario regular para acostarse y despertarse puede poner a una persona en mayor riesgo de padecer trastornos metabólicos

Susan Redline y Tianyi Huang, miembros del Departamento de Medicina del Brigham and Women's Hospital de Boston, realizaron una investigación transversal y prospectiva de la asociación entre los patrones de sueño irregulares, un marcador potencial de alteración circadiana y anomalías metabólicas.

Para el estudio los investigadores siguieron a 2.003 hombres y mujeres de entre 45 y 84 años durante un promedio de seis años. El trabajo concluyó que el aumento de la variabilidad en la duración del sueño y el tiempo se asocia con una mayor prevalencia e incidencia de anomalías metabólicas, aumentado el riesgo de obesidad, colesterol alto, hipertensión, niveles altos de azúcar en la sangre y otros, incluso después de considerar la duración del sueño y otros factores de estilo de vida.

Según los autores, esto proporciona algunas pruebas que apoyan un vínculo causal entre el sueño irregular y la disfunción metabólica.

Te invitamos a ser curioso, indagar y ampliar tus conocimientos leyendo el estudio completo publicado en Diabetes Care, revista médica publicada desde 1978 por la American Diabetes Association: https://care.diabetesjournals.org/content/42/8/1422.long


Referencia:

  • Huang, T., & Redline, S. (2019). Cross-sectional and Prospective Associations of Actigraphy-Assessed Sleep Regularity With Metabolic Abnormalities: The Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis. Diabetes Care, pii: dc190596. doi: 10.2337/dc19-0596

Imagen: Freepik