Las formas de enseñanza rígidas son obsoletas. Para llamar la atención de los alumnos, es necesario rediseñar las clases para hacerlas significativas e interesantes
  • 28 de Enero de 2019

El Master Chef de la clase: Sazone sus lecciones haciéndolas más significativas (primera parte)

Una buena lección es como una buena comida y usted, el docente, es el Master Chef del aula. Desafortunadamente, cuando enseñar se vuelve difícil y parece imposible cumplir con todos los objetivos la tendencia es depender de la comida chatarra.

La enseñanza rígida, tradicional, de producción en serie simplemente no funciona.

Preparando la cocina

La mise en place es un sistema utilizado por expertos culinarios para organizar sus cocinas y preparase para cocinar en forma eficiente. Esta expresión francesa significa juntar y ordenar los ingredientes y herramientas necesarias para cocinar. En un aula la mise en place es esencial.

Encontrando significado en una clase

Contrariamente a lo que muchos alumnos piensan la escuela no debe ser aburrida.

Muchas planificaciones que hacemos no tienen en cuenta los aspectos humanos del trabajo del docente. Por ejemplo:

  • La chica que no durmió toda la noche porque pensaba que estaba embarazada.
  • El chico que estuvo despierto hasta las 12 PM cuidando a sus hermanos mientras su mamá trabajaba en su tercer empleo del día.
  • El chico que tiene como deseo más importante en el mundo ser un youtuber profesional.
  • El chico que se durmió en el trabajo la noche anterior y vino a la escuela con la misma ropa de ayer.

Abandonando la comida congelada

¿Cómo es un programa al estilo de la comida congelada?

Módulos anticuados, una guía con un ritmo que hay que seguir y todo un departamento (de matemáticas, historia, etc.) que hace lo mismo.

Decidí entonces aprender como “cocinar” neuroanatomía y servirla como una comida “refinada”. Ya que los programas al estilo de comida chatarra no iban a desaparecer, intenté rediseñar las clases para hacerlas significativas e interesantes para mis alumnos.

Apoyo las palabras de la banda de rap metal Rage against the machine: “Conoce a tu enemigo”. El aburrimiento es el enemigo en las clases de neuroanatomía, matemáticas, etc. y miles de páginas de los libros de texto son soldados del enemigo. En realidad, gran parte de la educación tradicional está situada en el campo adversario.

Nuestros aliados en esta lucha para lograr una clase de matemáticas (o de historia, lenguaje, etc.) significativa son:

a. Preguntas que los alumnos pueden contestar utilizando las matemáticas, la historia, etc.
b. Recursos en los cuales las matemáticas, la gramática, etc. aparecen en el mundo real.
c. Aplicaciones interesantes de un concepto matemático, histórico, etc.

O sea, generar un dolor de cabeza para el cual las matemáticas, la gramática, etc. sean la aspirina.

Preparando su cocina

Poniendo la mesa

Cuando entramos en un sofisticado restaurant con mi mujer el día de nuestro cumpleaños (cumplimos con un día de diferencia) intento simular que estoy recontra acostumbrado a algo más que Mc Donalds, pero mi primer pensamiento siempre es: “Yo no pertenezco a este lugar”. Todos los años cuando estamos terminando el postre mi esposa me mira y me dice: “Este lugar es muy lindo, tenemos que volver el año que viene”.

No hay substituto para la preparación

Preparar una mesa de forma tal que invite a los comensales a disfrutar de una exquisita comida requiere de esfuerzo. Más importante aún, si no está apasionado sobre lo que está sirviendo los comensales lo sabrán.

Para evitar estas pesadillas en la cocina de la clase es clave preparar su cocina y poner metódicamente la mesa. Los buenos dueños de restaurantes preparan la mesa antes de que lleguen sus clientes. Saben que desde la forma en que dan la bienvenida a sus clientes hasta la limpieza del piso a la pulcritud de las mesas, son los detalles los que determinan qué tipo de experiencia tendrá la cena de su cliente.

En su aula pasa exactamente lo mismo. La cultura de su clase comienza mucho antes de que entren sus alumnos.

¿Cómo saluda a sus alumnos cuando entran a su aula? ¿Cómo puede despertar la curiosidad de sus alumnos?

Considere las siguientes rutinas para “preparar la mesa” para sus alumnos:

  • Estreche las manos o choque los cinco con los alumnos todos los días cuando entran al aula.
  • Utilice la misma rutina todos los días para comenzar la clase.
  • En vez de hacer una pregunta a toda la clase ponga una canción durante dos minutos durante la cual los alumnos pueden hablar con sus compañeros sobre su pregunta. Cuando la canción termine, pida las respuestas.
  • Aclare que no existen las respuestas incorrectas, son respuestas que todavía no son correctas.

Continúa en una segunda parte...


Referencia bibliográfica:

  • Jeff Halstead. (2011). Navigating the New Pedagogy: Six Principles that Transform Teaching. United States: R&L Education.

Imagen: