Los docentes (aunque realidad toda la comunidad escolar) deben construir relaciones. Para esto, es necesario que se muestren llanos y accesibles de manera que los alumnos puedan acercarse tal cual son.
  • 16 de Agosto de 2018

Educando con el corazón (segunda parte)


Leer: primera partetercera partecuarta parte.


Sea llano, accesible

Así como la sangre desoxigenada debe cargarse de oxígeno en los alvéolos antes de volver a la circulación sistémica, los educadores necesitamos construir relaciones antes de poder empoderar el sistema educativo.

Ser llano y accesible significa que le permitimos a los otros acercarse tal cual son, aunque estén desoxigenados (quebrados, frustrados, heridos o simplemente necesitados de apoyo) y luego los escuchamos para comprenderlos y mostrarles empatía.

Es nuestra responsabilidad encontrarnos con las personas donde ellos estén y suministrarles oxígeno fresco. Cuando hacemos esto, nuestros amigos y colegas re-oxigenados obtienen la energía y el coraje que necesitan para volver a entrar a la edu-circulación sanguínea, la cual bombea confianza a través del cuerpo educativo.

Es necesario que todos los miembros de la comunidad escolar sean llanos y accesibles, sin importar su rol. Construir relaciones es un proceso esencial para suministrar oxígeno fresco a través del cuerpo educativo.

Los lápices rotos tienen un propósito

Para algunos estudiantes el comienzo de las clases es el momento más fascinante del año, y no lo es porque tengan nueva ropa, útiles relucientes o estrenen maestra, sino porque saben que tendrán consistencia durante cinco días a la semana: estarán en un lugar seguro en el cual podrán relacionarse con personas accesibles.

Prepararme para el primer día de colegio era algo muy divertido para mí. Recuerdo estar sentado en el living de mi casa, eligiendo entre los lápices sanos y los rotos, dividiéndolos cuidadosamente en dos pilas, una para mi hermano menor y otra para mí. Me aseguraba de que ambos tuviéramos una variedad de colores y luego los guardaba en las cartucheras.

Aunque no teníamos útiles nuevos, esta frase era real en mi situación: los lápices rotos aún colorean.

De la misma manera que pinté lindos dibujos de niño con mis lápices rotos, he aprendido que las personas quebradas son capaces de crear vidas significativas y gratificantes. Estar quebrantado duele, pero no todo es malo. Los desafíos a menudo pueden ser una fuerza que nos impulsa a alcanzar nuestros sueños. Nos puede motivar a seguir intentando y a esforzarnos para conseguir algo más.

Y podemos usar este quebranto para relacionarnos con otros, demostrar empatía y estimularlo para que supere las adversidades.

Si se siente como un lápiz roto (o si conoce estudiantes, colegas, etc. que crean estar así) recuerde esto: puede crear algo sorprendente con todas esas piezas. Los lápices rotos tienen un propósito. De hecho, aún estoy coloreando mi vida con mis lápices rotos. Si usted es un educador, un propósito importante de su tarea es ayudar a otras personas a que descubran en qué son capaces de convertirse.


Referencia bibliográfica:

  • Kanold, T. (2017). Heart! Fully forming your profesional life as a teacher and leader. Bloomington, United States: Solution Tree Press.

Imagen: Designed by valeria_aksakova / Freepik