Algunos consejos útiles para mantener alejados a los adolescentes de drogas legales e ilegales que podrían generar daños permanentes en sus vidas.

Adolescencia y consumo de drogas “legales” e ilegales para adolescentes (segunda parte)

Fecha 03 de Junio de 2014

Artículo de uso libre, sólo se pide citar autor y fuente (Asociación Educar).


Leer: primera partetercera partecuarta parte.

Cómo predecir el futuro: ¿Serás un adicto?

Factores de riesgo (banderas rojas):

  1. Fumar.
  2. Tomar cerveza o vino.
  3. Fumar marihuana.
  4. Consumir drogas o alcohol desde una temprana edad.
  5. Faltar a clases.
  6. Tener una personalidad impulsiva.
  7. Sufrir de ansiedad o depresión.
  8. Tener un mal desempeño escolar.

Reducen la posibilidad de drogarse:

  1. Obtener bunas notas.
  2. Hacer deportes.
  3. Trabajar.
  4. Ser confiable.
  5. Sentirse aceptado.

Banderas rojas en amigos:

  1. Consumen drogas o alcohol.
  2. Son solitarios.
  3. Tienen amigos mayores.
  4. Van a muchas fiestas.

¿Cómo es la escena de la fiesta? ¿Quién está a cargo de la fiesta? ¿Adultos o Al Qaeda? Lo que tenés que hacer es pasar de una situación de peligro a una de seguridad.

Ahora confeccioná una lista de cosas obviamente peligrosas como ser voluntario en una acto de lanzamiento de cuchillos, fumar, conducir ebrio, conducir sin cinturón de seguridad, tener sexo sin protección, drogarse, pelearse con Floyd Mayweather. Cada una de ellas es una bandera roja.

Ahora hacé una lista de cosas seguras como ser un espectador de un lanzamiento de cuchillos, dejar de fumar, elegir un conductor sobrio, usar cinturón de seguridad, usar preservativos o alejarse de las drogas. Todas ellas te alejan del peligro.

Las tres reglas de la seguridad son: ¡no lo hagas, no lo hagas y no lo hagas!

Un argumento popular es que si aprenden a tomar en casa, tomarán en forma moderada fuera de casa. Un trabajo demostró que este grupo de jóvenes son los que más toman. Mucho mejor que permitir es guiar.

Está bien, te suspendieron en la escuela, te echaron del colegio o sufriste heridas en un accidente por estar drogado. Primero contale a tus padres. Ellos quieren saber, aún si no quieren saber, y aún si pensás que te van a mandar al penal de Ezeiza. Ellos serán tu mayor ayuda y apoyo.

Código de colores para problemas con drogas

Código verde: No consume drogas.

Código amarillo: Si consume y está entonado, está intoxicado. No es el fin del mundo pero es la luz de advertencia en un cruce de calles. A veces cuando ve la luz amarilla se detiene, a veces no se detiene.

Código naranja: La intoxicación genera un accidente, pelea, injurias, etc.

Es signo de abuso de alcohol u otras drogas. Esto sucede cuando repetidamente tiene problemas relacionados con las drogas en casa, la escuela, manejando o en el trabajo.

El abuso de drogas no es por falta de inteligencia, es la inteligencia que está siendo secuestrada por una terrible enfermedad. Abuso es una forma de decir que alguien está cruzando una línea.

Código rojo: Es la dependencia del alcohol u otras drogas. Acá el uso de drogas ya no es una elección sino un deseo irrefrenable, llevando a una persona a buscar más drogas sin pensar en las consecuencias. Aquí es donde las drogas toman el lugar de la vida.

¿Cómo me doy cuenta de que alguien está en código rojo?

Puede tomar más de la droga que otras personas. Esto se denomina tolerancia. Si la persona suspende bruscamente la droga puede haber abstinencia. La persona dependiente reemplazará su vida normal por actividades relacionadas con la droga.

Los adictos tienen una enfermedad cerebral y para recuperarse, el cerebro entero tiene que reprogramarse para luchar para estar sobrio cada día de su vida (una tarea nada sencilla).

El cigarrillo es la droga más peligrosa. Mata más personas por año que las bombas atómicas de Hiroshima Y Nagasaki juntas. La industria del cigarrillo gasta un billón de dólares al año para que diez millones de adolescentes fumen.

Hollywood ayuda a la nicotina. Los más grandes fumadores son Robert de Niro, Mel Gibson, Keanu Reeves y Sylvester Stallone (que por medio millón de dólares “colocó” cigarrillos en cinco películas).

Los padres y docentes ayudamos a fumar.

Los alumnos adolescentes que ven a sus docentes fumar tienen un riesgo 5 veces superior de ser fumadores y si ven a sus padres, su riesgo es 6 veces superior.

En 1950 se descubrió que fumar era letal pero recién en 1998 se hicieron las leyes (en Estados Unidos) que fijaban que la industria del cigarrillo era una amenaza a la salud pública.

Ese mismo año el presidente de Philip Morris juró que los cigarrillos no eran más adictivos que las “gomitas”.

El 82% de los fumadores comienza en la adolescencia. Por lo tanto el momento de parar es antes de los 18 años.

Si un adolescente fuma todos los días, las posibilidades de que deje de fumar en 5 años son tan sólo del 27%.

La nicotina es un poderoso veneno. Si te inyectaras la nicotina de dos cigarrillos vomitarías, tendrías diarrea, te debilitarías, tendrías confusión, coma y muerte. Cada 6 segundos alguien muere en el mundo de una enfermedad relacionada con el cigarrillo.

¿Con cuántos cigarrillos uno se vuelve adicto?

Luego de 1 cigarrillo por día durante 5 días, las posibilidades de volverse adicto son del 17%. Si fuma 2 a 5 cigarrillos por día, ¡las posibilidades son del 60%!

Enfermedades causadas por el cigarrillo:

  • Cáncer de vejiga, esófago, laringe, pulmón, boca, garganta, cuello uterino, riñón, páncreas y estomago.
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica.
  • Enfisema.
  • Infarto coronario.
  • Infertilidad.
  • Leucemia.
  • Neumonía.

El cerebro adolescente es muy sensible a la nicotina. Si fuma, ¡está jugando a la ruleta rusa pero con solo la mitad de las recamaras del revolver vacías!

El 11% de los adolescentes realizan vandalismos ebrios. El 31% de los estudiantes secundarios tienen criterios de abuso de alcohol. El 6% sufre de dependencia del alcohol.

Si tomás un vaso de cerveza las posibilidades de golpearle la cabeza a otra persona son del 2%. Luego de 4 vasos las posibilidades son del 16%. Más de esa cantidad tu cerebro entra en Control-Alt-Delete.

La regla del uno: Una lata de cerveza = un vaso de vino = un shot de licor. Al señor hígado no le importa qué estás tomando. Solo ve cuanto alcohol está viniendo hacia él y cuán rápido puede deshacerse de él antes de que arruine al señor cerebro.

¿Cuánto alcohol es necesario para estar un poco entonado, borracho o muerto?

  • La clave no es tanto lo que tonás sino cuanto y cuán rápido.
  • No tomes más de una copa por hora.
  • No tomes solo.
  • No juegues juegos de tomar.
  • No manejes luego de beber.
  • Contabiliza cuanto tomaste.
  • Lleva al hospital a todo amigo borracho que no puedas despertar.

Un adulto tarda una hora para detoxificar 30 mililitros de etanol. Perder la cuenta de cuánto tomaste es una gran bandera roja.

Resaca: Cefalea, náuseas, fatiga, sed, diarrea, una enorme nube mental, un sabor en la boca mezcla de leche agria y de pelusa.

¿Existe cura para la resaca? ¡No hay otra cura para la resaca que no sea el tiempo (también llamada “cronoterapia”)!

Curas intentadas:

  • Tomar mucha cafeína o bebidas energizantes. Pero la cafeína no revierte la borrachera, solo te convierte en completamente despierto y borracho. Esto es muy peligroso, es como intentar apagar un incendio con nafta.
  • Correr alrededor de la manzana un par de veces antes de manejar el auto. No te devolverá la sobriedad pero estarás en un mucho mejor estado físico cuando te detenga la policía por ebriedad.
  • Una estatua de Santa Mónica (patrona de los alcohólicos). No está aprobada por el ANMAT o la FDA.

Cuatro factores que aumentan el riesgo de volverse alcohólico:

  1. Presión social: tus amigos toman, así que vos tomas.
  2. Aprendizaje: te acostumbrás a tomar alcohol para terminar el día.
  3. Oportunidad: el alcohol está al alcance, es barato y abundante.
  4. Automedicación: el alcohol es el tratamiento de la depresión o la ansiedad.

Bibliografía:

  • Mesic, S., Sokolj Ramadani, S., Zunic, L., Skopljak, A., Pasagic, A., & Masic, I. (2013). Frequency of Substance Abuse Among Adolescents. Mater Sociomed, 25(4):265-9. doi: 10.5455/msm.2013.25.265-269
  • Lopes, G. M., Nóbrega, B. A., Del Prette, G., & Scivoletto, S. (2013). Use of psychoactive substances by adolescents: current panorama. Rev Bras Psiquiatr, 35(1):S51-61. doi: 10.1590/1516-4446-2013-S105
  • Kuntsche, E., & Gmel, G. (2013). Alcohol consumption in late adolescence and early adulthood--where is the problem? Swiss Med Wkly, 143:w13826. doi: 10.4414/smw.2013.13826.
  • Spear, L. P., & Swartzwelder, H. S. (2014). Are child and adolescent mental health problems increasing in the 21st century? A systematic review. Aust N Z J Psychiatry, 48(7):606-16. doi: 10.1177/0004867414533834