¿Por qué nos mareamos al leer en el coche o autobús?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Un porcentaje importante de las personas sufren de un fenómeno curioso: cuando están leyendo en un medio de transporte en movimiento (subte, tren, avión, bus, auto, etc.), sienten mareos o, más precisamente, vértigo.

¿A qué se debe esta asociación entre lectura, medios de transporte y vértigo?

Nuestros ojos tienen varios tipos de movimientos oculares conscientes e inconscientes.

Los conscientes nos permiten de forma voluntaria centrar nuestra mirada y poder leer el texto. Simultáneamente, los inconscientes (llamados reflejos vestíbulo-oculares) son los que hacen correcciones de forma continua, dejándonos seguir con la lectura a pesar de las vacilaciones de los transportes. Estos ajustes automáticos están relacionados con el sistema vestibular (compuesto por el utrículo y el sáculo, ubicados en el oído interno) encargado del equilibrio y el control espacial.

La combinación de los movimientos conscientes e inconscientes, sumado a que la visión periférica está observando y comparando nuestra posición con la de los árboles del exterior o la de los pilares del túnel del subte, estimula la aparición incesante de los reflejos vestíbulo-oculares que en muchas personas puede desencadenar esta desagradable sensación de vértigo.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 721831 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.