¿Por qué sentimos escalofríos al escuchar música?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


La música puede hacer que nuestro cuerpo experimente diversos cambios fisiológicos, desencadenantes de aumentos en el ritmo cardiaco, la temperatura corporal, la conductancia de la piel e, incluso, la aceleración de la respiración.

Además, en el cerebro se estimula la vía de recompensa a través del incremento de la dopamina, la cual influye sobre el cuerpo estriado. Esta área forma parte del sistema motor extrapiramidal, cuya función es regular el tono muscular, los movimientos inconscientes y los automáticos que requieren de un aprendizaje previo.

Por consiguiente, algunos compases o ritmos de esas canciones que tanto nos gustan desatarían –al igual que el sexo o la comida– una gran liberación de dopamina que, al sobre estimular el cuerpo estriado, aumenta bruscamente el tono muscular, ocasionando esa extraña sensación de "hormigueo".

Asimismo, este escalofrío también puede ser acompañado por una breve sensación de calor, causada por un aumento del nivel de endorfinas en la sustancia gris del área periacueductal del tronco cerebral, que está relacionada con la regulación de temperatura corporal.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 788280 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.