¿Por qué a pesar de dormir mucho el fin de semana el lunes tenemos sueño?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Durante la semana es frecuente que durmamos mucho menos de las 8 horas recomendadas. De este modo, durante el fin de semana intentamos aprovechar y dormir más horas, creyendo que esto nos dará una cuota de recupero para encarar los días venideros con más energías. Sin embargo, lamentablemente esto no sirve demasiado, dado que dormir muchas horas no es sinónimo de buen sueño.

Esto se debe a que descansar en horarios poco frecuentes o fuera de nuestro ritmo habitual puede ser un factor que altere el equilibrio normal del sueño, haciendo que las etapas que lo componen no duren lo que deberían (la etapa MOR, encargada de consolidar las memorias, necesitaría ocupar aproximadamente un 25% del sueño y la NO MOR, el restante 75%, período en el cual se vuelven a sintetizar todas las moléculas que han sido consumidas durante las horas que estuvimos despiertos ―neurotransmisores, receptores, canales, bombas y un largo etcétera―).

Además, investigaciones realizadas por la Universidad de Pensilvania, Estado Unidos, revelaron que dormir una gran cantidad de horas durante el fin de semana ayudaría a reducir los niveles de hormonas asociadas al estrés en la sangre, pero que no tendrían ninguna influencia positiva en mejorar los niveles de atención ni de concentración.

Por esta razón, si deseamos tener nuestras energías altas durante el día debemos hacer lo posible para que en la semana podamos dormir la cantidad de horas necesarias para que nuestro cuerpo pueda recuperarse del desgaste diario. Así el fin de semana procuraremos alterar lo menos posible los horarios de descanso, manteniendo un equilibrio similar al de los días laborales o de estudio.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 787960 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.