¿Por qué muchas veces soñamos que nos caemos?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


A menudo sucede que mientras dormimos soñamos y tenemos la horrible sensación de que nos caemos (en todas sus versiones: en un pozo, al vacío, de la escalera, etc.). ¿Por qué pasamos por esta experiencia?

La explicación es la siguiente: el sueño no es un fenómeno homogéneo sino en realidad un “duatlón”.

Comenzamos a dormir en lo que se denomina Sueño sin Movimientos Oculares Rápidos (o Sueño no MOR). El no MOR, que ocupa el 75% de las horas del sueño y predomina en la primera mitad de la noche, se caracteriza por mantener durante este periodo la fuerza (o tono) muscular.

Luego transitamos hacia la etapa en Sueño con Movimientos Oculares Rápidos (o Sueño MOR). El MOR, presente en el restante 25% del tiempo de descanso -cuando el sueño es más ligero-, muestra como peculiaridad el hecho de que en este lapso quedamos totalmente paralizados.

Cuando se pasa de la fase de Sueño no MOR (con tono muscular) a la de Sueño MOR (sin tono muscular), la pérdida repentina de la fuerza muscular es la responsable de esa desagradable sensación de caída que invade nuestro sueño.

Por lo tanto, la próxima vez que se despierte sobresaltado por esta experiencia piense que es solo una mala jugada ocasionada por la transición eléctrica entre las dos fases del sueño.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 708383 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.