¿Por qué es tan difícil atrapar una mosca?


Material de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar).


Cotidianamente nos enfrentamos a uno de nuestros peores archienemigos: la mosca. Este insecto es mucho más rudimentario que nosotros, los humanos, pero en la dura batalla por ver quién es más rápido nos gana la mayoría de las contiendas.

Para la tranquilidad de nuestro ego, somos seres más complejos, pero es aquí en donde la sencillez biológica le otorga una ventaja a la mosca: la percepción del tiempo no es igual para todos los seres vivos. De hecho, la velocidad con la que captamos el mundo difiere, incluso, de la de otros mamíferos.

La principal razón es la rapidez del procesamiento de los sentidos por parte del sistema nervioso. En el caso de las moscas, los estímulos visuales son procesados 4 veces más rápido –a una velocidad de 240 hertzios (Hz)– que en los seres humanos –60 Hz–, permitiéndoles algo similar a la visión en “cámara lenta”. Para ser más concretos, podríamos ejemplificar lo expuesto con Neo, el personaje de la película Matrix, quien podía ver el desplazamiento de las balas.

Esto también explicaría por qué las palomas “casi siempre” esquivan los autos en los últimos instantes, dado que su procesamiento visual es de 100 Hz.

¿Qué sucede con nuestros fieles compañeros del hogar?

Los perros tienen una captación visual más rápida (80 Hz), lo que les permitiría vernos con cierta lentitud. En el caso de los gatos, son levemente más lentos (55 Hz), por lo que nos observan actuar con mayor celeridad.

Más curiosidades: clic aquí.


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 614775 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.