Ilustración neurociencias: Monoaminas


Ilustración de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar para el Desarrollo Humano).


Las monoaminas se encuentran ubicadas dentro de la clasificación neurofisiológica de los neurotransmisores. Entre los más importantes se encuentran las catecolaminas (epinefrina, dopamina y norepinefrina), las indolaminas (serotonina) y otras aminas como la acetilcolina.

La principal característica de las monoaminas es que están ampliamente distribuidas a lo largo y ancho de todo el sistema nervioso central (SNC) y también por todo el sistema nervioso periférico (SNP). Básicamente, son neurotransmisores que cuentan con diversas funciones de neuromodulación, lo que significa que reciben y liberan material sináptico, el cual contiene información para cada una de las complejas actividades que realizamos como seres humanos.

Resulta insólito que sustancias como las monoaminas, pese a su tamaño microscópico, puedan regular funciones tales como la atención, los estados emocionales y las funciones viscerales, dado que las tres anteriores características son fundamentales para la vida de cada persona. Esto quiere decir que sin la actividad de control guiado que ejercen las monoaminas sobre la dopamina, no podríamos ejecutar una adecuada función motora, lo que nos impediría realizar tareas como jugar al futbol, enhebrar una aguja o escribir.

En cuanto a la norepinefrina, es generada por las monoaminas y permite que nuestro organismo lleve a cabo labores de síntesis química y nos confiere la gran destreza incondicionada y automática de tener homeostasis o equilibrio en nuestro organismo.

Como podemos ver, aunque no se hable mucho de las monoaminas, éstas regulan funciones que son de vital importancia para nuestra especie, hasta el punto de que la epinefrina, otra derivación de las monoaminas, nos permite defendernos de amenazas externas, de manera que podamos proteger nuestro cuerpo, ya sea a nivel físico o bacteriano. Como si esto no bastase, también resulta indispensable para que protejamos a los miembros de nuestra especie, comúnmente representados por nuestras familias y seres queridos.

En cuanto a la monoamina conocida como serotonina, es famosa por estar directamente vinculada en la vida onírica (sueño), los estados de reposo (los microsueños) o los momentos en que “estamos en las nubes” pese a estar despiertos. Además, la serotonina tiene una fuerte influencia sobre el movimiento fino y grueso y en aquellos aspectos que demarcan todas nuestras respuestas conductuales, cognitivas y afectivas (las emociones). Anexado a esto, nos encontramos a la monoamina conocida como acetilcolina, encargada de una gran cantidad de tareas a nivel sensorial, motor, endócrino y parasimpático.

Finalmente, es significativo resaltar el papel fundamental que juegan las monoaminas en la conducta humana, pues sin ellas, probablemente, no seríamos humanos. Esto quiere decir que son los elementos microscópicos fundamentales para que la evolución nos haya permitido llegar hasta el punto en el que nos encontramos. Esto se debe a que la inhibición o la excitación de cada una de las diferentes monoaminas puede deprimir o impulsar al sistema nervioso a conseguir diversas metas en contexto. Por lo que si tenemos algún tipo de alteración en las monoaminas, ciertamente nuestras vidas sufrirán graves variaciones a nivel fisiológico e irían en detrimento de los niveles de nuestra calidad de vida.

Bibliografía:

  • Cui, Y., Liu, K., Liang, Y., Ip, M., & Mak, J. (2017). Inhibition of monoamine oxidase-B by selegiline reduces cigarette smoke-induced oxidative stress and inflammation in airway epithelial cells. Toxicology Letters. 268:44-50. doi: 10.1016/j.toxlet.2017.01.005.
  • Nimitvilai, S., Lopez, M., Mulholland, P., & Woodward, J. (2017). Ethanol Dependence Abolishes Monoamine and GIRK (Kir3) Channel Inhibition of Orbitofrontal Cortex Excitability. Neuropsychopharmacology, 31. doi: 10.1038/npp.2017.22.
  • Truman, P., Grounds, P., & Brennan, K. (2017). Monoamine oxidase inhibitory activity in tobacco particulate matter: Are harman and norharman the only physiologically relevant inhibitors? Neurotoxicology, 59:22-26. doi: 10.1016/j.neuro.2016.12.010. 

Colaboración y revisión:

Dr. Nicolás Parra Bolaños

  • Doctor en Ciencias de la Educación, Universidad Cuauhtémoc (México).
  • Máster en Neuropsicología, Universidad Internacional de la Rioja (España).
  • Licenciado en Psicología, Universidad Católica Luís Amigó (Colombia).
  • Investigador de Tiempo Completo para la Corporación Politécnico Marco Fidel Suárez (Colombia).
  • Jefe de Investigación para Instituto de Neurociencias y Neurorrehabilitación Aplicada y Funcional – INNAF (Colombia).
  • Coordinador a Nivel Internacional del Laboratorio de Neurociencias y Educación de la Asociación Educar (Argentina).
  • Revisor para artículos científicos de las siguientes publicaciones: Revista de Ciencias de la Salud, Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, Revista Praxis, Revista Internacional de Psicología.
  • Publicó artículos científicos en las prestigiosas revistas: Revista de Neurología, PanamericanJournal of Neuropsychology, Revista Chilena de Neuropsicología.

Dra. Valeria Guaita

  • Doctora en Psicología, Universidad Nacional de San Luis.
  • Máster en Neuropsicología, Instituto Universitario del Hospital Italiano.
  • Licenciada en Psicopedagogía, Universidad Católica Argentina.
  • Investigadora del Centro Interdisciplinario en Psicología y Psicopedagogía (CIPP), Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Católica Argentina. Investigadora de Asociación Educar para el Desarrollo Humano.
  • Profesora Pro Titular de la Cátedra "Técnicas de evaluación en niños" de la Licenciatura en Psicopedagogía de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Católica Argentina.

Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 810351 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.