Ilustración neurociencias: Cara basal del cerebro


Ilustración de uso libre, sólo se pide citar la fuente (Asociación Educar para el Desarrollo Humano).


La única forma de observar la cara basal del cerebro (ubicada en su base) es removiendo los hemisferios cerebelosos y, por supuesto, del tallo cerebral. Esto solo es posible de realizarse por medio de neurocirugía o por disecciones sucesivas del mesencéfalo (cerebro medio).

Una de las principales bondades ofrecidas por la vista basal del cerebro es que propicia que los neurofisiólogos puedan estudiar con mayor detalle los lóbulos occipitales y temporales. Es interesante resaltar que este tipo de cortes posibilitan mirar con atención los pliegues cerebrales y denotar todos los surcos, giros y circunvoluciones detectados a simple vista en la cara basal del cerebro humano. Además, esto permite reconocer que los lóbulos frontales están separados mediante la fisura interhemisférica, llegando a identificarse incluso las regiones correspondientes al quiasma óptico.

Una de las mayores ventajas de la cara basal del cerebro es que podemos determinar fácilmente el surco olfatorio, el giro recto, las cintillas olfatorias y las estrías olfatorias mediales y laterales, llegando a observarse incluso las bandas diagonales del área de Broca. En éste último aspecto debemos hacer especial énfasis, dado que detallar regiones específicas del área de Broca es fundamental para comprender el correlato neural que dicha área supone para la producción del lenguaje, tanto hablado como escrito. Esto quiere decir que mediante la visión basal del cerebro podemos posicionar componentes tan importantes como el anteriormente mencionado y analizar la neuroanatomía de muchas regiones decisivas para nuestra conducta social y cultural.

Finalmente, en la cara basal del lóbulo temporal también nos encontramos con los surcos colaterales, los cuales se prolongan desde los lóbulos occipitales y delimitan lo que se conoce como el giro del hipocampo, en donde la extensión media y anterior están representadas por el uncus y la corteza entorrinal. Esta última estructura juega un papel decisivo en la generación de la memoria espacial y la orientación de nuestros cuerpos en espacios abiertos, lo que es un factor que ha resultado decisivo para la supervivencia de nuestra especie.

Si bien ya se ha mencionado que el uncus parece una región insignificante y prácticamente desconocida para la mayor parte de lectores y aficionados por las neurociencias, la realidad es que un marcado o elevado incremento de la presión intracraneal puede provocar fácilmente una herniación en varios puntos del uncus. Esto afecta directamente las funciones automáticas del tallo cerebral, tales como la respiración, la presión arterial y la frecuencia cardiaca, por lo que todos somos susceptibles de sufrir un daño en dicha porción encefálica, lo que nos obliga a velar de manera especial y decidida por el delicado equilibrio físico y emocional de nuestros cerebros.

Bibliografía:

  • Belin, D., & Karadottir, T. (2017). Regular theta-firing neurons in the nucleus incertus during sustained hippocampal activation. The European Journal of Neuroscience, 45(4):625. doi: 10.1111/ejn.13513.
  • Murphy, C., Rueschemeyer, S., Watson, D., Karapanagiotidis, T., Smallwood, J., & Jefferies, E. (2017). Fractionating the anterior temporal lobe: MVPA reveals differential responses to input and conceptual modality. NeuroImage, 147:19-31. doi: 10.1016/j.neuroimage.2016.11.067.
  • Tremblay, P., & Dick, A. (2016).Broca and Wernicke are dead, or moving past the classic model of language neurobiology. Brain and Language, 162:60-71. doi: 10.1016/j.bandl.2016.08.004.

Colaboración y revisión:

Dr. Nicolás Parra Bolaños

  • Doctor en Ciencias de la Educación, Universidad Cuauhtémoc (México).
  • Máster en Neuropsicología, Universidad Internacional de la Rioja (España).
  • Licenciado en Psicología, Universidad Católica Luís Amigó (Colombia).
  • Investigador de Tiempo Completo para la Institución Universitaria Marco Fidel Suárez (Colombia).
  • Coordinador a Nivel Internacional del Laboratorio de Neurociencias y Educación de la Asociación Educar (Argentina).
  • Revisor para artículos científicos de las siguientes publicaciones: Revista de Ciencias de la Salud, Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, Revista Praxis, Revista Internacional de Psicología.
  • Publicó artículos científicos en las prestigiosas revistas: Revista de Neurología, PanamericanJournal of Neuropsychology, Revista Chilena de Neuropsicología, Revista Educación y Futuro Digital, Revista Electrónica de Investigación y Docencia Creativa. 

Dra. Valeria Guaita

  • Doctora en Psicología, Universidad Nacional de San Luis.
  • Máster en Neuropsicología, Instituto Universitario del Hospital Italiano.
  • Licenciada en Psicopedagogía, Universidad Católica Argentina.
  • Investigadora del Centro Interdisciplinario en Psicología y Psicopedagogía (CIPP), Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Católica Argentina. Investigadora de Asociación Educar para el Desarrollo Humano.
  • Profesora Pro Titular de la Cátedra "Técnicas de evaluación en niños" de la Licenciatura en Psicopedagogía de la Facultad de Psicología y Psicopedagogía de la Universidad Católica Argentina.

Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 695361 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.