26 de Julio de 2017

El sistema nervioso en 60 segundos: Síndrome de Korsakoff

La causa más común del síndrome de Korsakoff es el alcoholismo. Puede generar trastornos como la severa pérdida de memoria o dificultades en el aprendizaje, entre otros.

Artículo de uso libre, sólo se pide citar autoras y fuente (Asociación Educar para el Desarrollo Humano).


El síndrome de Korsakoff es un trastorno crónico de la memoria causado por una severa deficiencia de tiamina (vitamina B1), la cual ayuda a que las neuronas generen energía de la glucosa.

Cuando los niveles de tiamina son muy bajos, las neuronas no pueden generar suficiente energía como para funcionar de forma apropiada.

La causa más común del síndrome de Korsakoff es el alcoholismo, pero también puede estar asociado con el SIDA, diferentes tipos de cánceres diseminados, infecciones crónicas, desnutrición severa, etc.

A menudo, el síndrome de Korsakoff es precedido por una encefalopatía de Wernicke, una reacción cerebral aguda a una severa falta de tiamina. La encefalopatía de Wernicke es una emergencia médica que genera una perturbación potencialmente fatal, caracterizada por un síndrome confusional grave; pérdida del equilibrio; pérdida de la coordinación del movimiento y movimientos involuntarios anormales de los ojos.

Debido a que la pérdida crónica de la memoria del síndrome de Korsakoff frecuentemente ocurre a continuación de un episodio de una encefalopatía de Wernicke, este trastorno es denominado síndrome de Wernicke-Korsakoff. Sin embargo, también puede desarrollarse en individuos que no han sufrido un episodio de una encefalopatía de Wernicke.

El síndrome de Korsakoff (y su asociada deficiencia de tiamina) no es el único mecanismo a través del cual el alcoholismo puede generar trastornos crónicos cognitivos. El abuso de alcohol también puede ocasionar daño cerebral a través del efecto tóxico directo del alcohol sobre las neuronas; el estrés biológico de intoxicaciones alcohólicas repetidas y de la abstinencia; la enfermedad cerebrovascular relacionada con el alcoholismo y los traumatismos de cráneo que se producen durante las borracheras.

Los síntomas de este síndrome generan dificultades en el aprendizaje de nueva información, incapacidad de recordar eventos recientes y lagunas en la memoria de largo plazo. Los trastornos de la memoria pueden ser muy severos mientras que las otras funciones cognitivas pueden permanecer normales.

Los pacientes con esta afección pueden fabular o inventar aquella información que no recuerdan. No obstante, no están mintiendo porque realmente creen en sus explicaciones.

Los neurobiólogos no saben exactamente cuál es la fisiopatología del síndrome de Korsakoff. Las investigaciones han demostrado que una deficiencia severa de la tiamina interrumpe varias vías bioquímicas que juegan un rol importante en el transporte de señales en las neuronas y en el depósito y en el recuerdo de las memorias.

Un 25% de aquellos pacientes que desarrollan esta patología se recuperan; el 50% mejoran, pero no se recuperan en forma completa y un 25% permanecen sin cambios en su sintomatología.

Referencia bibliográfica:

  • Hal Blumenfeld (2010). Neuroanatomy through Clinical Cases. Publisher: Sinauer Associates is an imprint of Oxford University Press; 2 edition (August 23, 2010). ISBN-10: 0878936130.

Imagen: Designed by Lyashenko / Freepik


Te invitamos a conocer nuestra página de Facebook: NeurocienciasAsociacionEducar. Actualmente 800855 personas disfrutan de nuestras publicaciones gratuitas.